Comenzó la construcción de la primera planta de biogás de la región

El intendente, Carlos Bevilacqua, visitó Colonia La Merced para ver los trabajos de movimiento de suelo que comenzaron esta semana en Resener I, donde será la primera planta de biogás de la región.

Con una inversión de US$3 millones, la empresa Resener es la adjudicataria del proyecto que producirá 1,2 Megavatios de energía eléctrica, cantidad suficiente para abastecer entre 2.000 y 4.000 hogares por un año, a partir de residuos orgánicos de origen industrial, como la cosecha de cebolla, granos de descarte, restos de pescado, cama de pollo y restos de alimentos.

Villarino tiene la particularidad de que, además de esta planta, sumará 150 Mw de energía eólica con dos parques: 100 Mw con La Castellana, que ya se encuentra en funcionamiento, y otros 50 Mw con Vientos del Secano, que comenzará a construirse en los próximos días en Mayor Buratovich. De este modo, las energías renovables le cambiarán el perfil productivo al distrito.

Para generar el biogás se procesarán residuos orgánicos que hoy se disponen en el relleno sanitario municipal sin convertirlos. Esto, además de la producción de energía, reducirá las emisiones de metano y contribuirá a la solución de un problema ambiental.

La planta estará preparada para recibir sustratos de industrias agrícolas, alimenticias y ganaderas que aportarán los insumos, incluso grasas y lodos de plantas de tratamiento de efluentes de industrias alimenticias. Se estima que en diciembre de 2019 empezaría la generación, pero prevén comenzar unos meses antes.

Acompañaron al jefe comunal en su recorrido la diputada provincial y presidenta de la Comisión de Energía y Combustible de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, María Fernanda Bevilacqua, referentes de la Agencia de Energías Renovables y Ambiente de Villarino (AERA) e ingenieros de la empresa adjudicataria.