Ya se colocaron las primeras cortinas forestales en Villarino

Después de 40 años, las rutas nacionales 22 y 3 sur vuelven a ser forestadas de la mano de la primer Cooperativa de Forestación del país con base en el Vivero Forestal Argerich. Esta iniciativa es parte del proyecto de Adaptación del Sudoeste al Cambio Climático que Villarino lleva adelante junto con organismos nacionales e internacionales.

El programa se encuentra en plena ejecución y prevé la implantación de 15 cortinas forestales con 600 ejemplares cada una. Ya están terminando las primeras 2 con un total de más de 1200 especies nativas. El objetivo es incorporar además cortinas forestales en campos y otras zonas, para reducir la erosión de los suelos, aumentar la biodiversidad y evitar voladura de terreno cultivable y polvo en suspensión en épocas de sequía.

Se realizaron inversiones en invernaderos y maquinaria agrícola y forestal. Además, se adquirieron semillas, plantas madres y estacas de nativas, álamos, caldenes, fresnos, algarrobos y casuarinas, entre otras especies, que permiten crear módulos de reproducción y disposición inmediata de nativas en los viveros municipales de Villarino para las implantaciones.

Las cortinas forestales generan beneficios además para el sector productivo y mejoran el transporte de personas, bienes, insumos y servicios. Además embellecen los paisajes. De esta manera se está trabajando en zonas estratégicas del sudoeste para combatir y hacer frente las implicancias de la variabilidad climática y la desertificación.